6 pasos para eliminar de un plumazo el síndrome del impostor

Antes que nada, deja que te contemos la historia de Lucía. Es una excelente bailarina. Se graduó en el Conservatorio Superior de Danza con un equipo docente de máximo prestigio. Ha dedicado toda su vida al ballet. Fue una estudiante modelo y de niña se pasaba las tardes ensayando. Su obsesión por hacerlo perfecto le ha provocado varios esguinces de repetición, sobrecargas musculares y un dolor constante en la planta del pie. Pero si la vieras bailar no lo notarías.

Cada vez que se enfrenta al escenario, Lucía lo clava. El público la ovaciona y todo el mundo suele elogiarla. Sin embargo, a ella nunca le parece suficiente. Podría haberlo hecho mejor, suele pensar. Y cuando el éxito es tan rotundo que no puede negarlo, se dice a sí misma que el azar jugaba de su lado o que ha sido capaz de lograrlo por pura casualidad. Lucía sufre el síndrome del impostor. Vive con un miedo constante a fracasar y se presiona a sí misma con la idea de hacerlo siempre perfecto. Jamás la verás dándose una palmada en la espalda.

Para Lucía nunca es suficiente.

Qué es el síndrome del impostor

El síndrome del impostor es el miedo a no estar a la altura. Si sientes que eres incapaz de valorar tus logros, dudas con frecuencia de tu talento o incluso temes ser descubierto como un fraude, es posible que lo padezcas sin saberlo. Y aunque no es una enfermedad mental reconocida, decenas de psicólogos lo han descrito en sus estudios hasta la fecha.

Desconfiar de ti mismo puede ser agotador. En primer lugar, porque cuando afrontas un nuevo reto profesional o de cualquier otra índole, lo vives con una inseguridad que te impide disfrutar del presente. Pero además, cuando la idea de que no mereces el éxito conseguido te ronda constantemente la cabeza, es probable que tampoco te permitas celebrar tus logros, por grandes que sean.

Y ojo. Dicen los expertos que, en mayor o menor medida, el síndrome del impostor afecta a siete de cada diez personas. Ahí es nada.

7 Técnicas para desbloquear todo tu potencial


Un ebook gratuito en el que aprenderás

Cuáles son las causas comunes de los bloqueos mentales que nos limitan en nuestra vida.

Cómo los bloqueos mentales pueden impactar negativamente en nuestras vidas.

7 sencillos pasos para eliminar los bloqueos mentales abordando las causas subyacentes.

Indicadores para detectar que lo sufres

Aunque tradicionalmente se pensaba que el síndrome del impostor afectaba especialmente a mujeres con éxito en sus carreras, lo cierto es que puede darse con igualdad de condiciones en ambos sexos.

¿Y cómo saber hasta qué punto lo padeces? Bueno, existen algunas pistas que pueden ayudarte a realizar el diagnóstico y que hemos extraído del libro que la doctora Valerie Young escribió sobre el tema. En la obra, que por cierto fue un best seller, Young habla de cinco comportamientos con los que es probable que te sientas identificado.

Dinos si te suenan algunas de estas situaciones:

Eres demasiado perfeccionista y tus éxitos nunca te parecen suficientes. Cuando superas un reto, automáticamente te invade la sensación de que podrías haberlo hecho mejor.

Sueles rechazar la ayuda de los demás o te cuesta pedirla, porque sientes que si lo haces no demuestras tu valía. En este sentido, eres bastante individualista y, hablando claro, estás más cómodo comiéndote el marrón tú solo.

Tienes un miedo constante a parecer inexperto, novato o torpe. Lo piensas fríamente y tienes mil y una razones para confiar en que puedes hacerlo genial, pero algo dentro de ti te hace dudar una y otra vez.

Tiendes a juzgarte a ti mismo y te genera ansiedad no hacer las cosas con rapidez o fluidez. Eso de darte segundas oportunidades no va contigo, quieres hacerlo todo a la primera y sueles estresarte con frecuencia por este motivo.

Te presionas constantemente por dar lo mejor de ti. Trabajas duro y no tienes problemas en agachar la cabeza, pero con frecuencia terminas agotado o pones tu responsabilidad laboral por delante de otras cuestiones más importantes, como tu vida familiar o tus relaciones sociales.

Según los expertos, el síndrome del impostor tiene sus raíces en la infancia. Cada persona es un mundo, pero por lo general, si has sufrido presiones de niño o te has visto expuesto a comparaciones entre hermanos o compañeros de clase, por ejemplo, eres carne de cañón para padecerlo.

Y queremos serte sinceros: las heridas de la infancia son difíciles de obviar en la edad adulta. Sin embargo, si eres capaz de reconocer la carga que llevas en tu mochila subconsciente, puedes hacerte con las herramientas que te permitirán controlar esto y llevar una vida más plena y feliz.

Te contamos cómo hacerlo a continuación.

Cómo empezar a valorarte y eliminar el síndrome del impostor en 6 pasos

Ha llegado la hora de poner fin a la duda crónica sobre tu propia valía. Independientemente de que reconozcas con claridad o no la causa de tu problema, es posible controlar los pensamientos negativos.

1. Empieza por detectar en qué momentos de tu vida estás sufriendo esa incertidumbre interior que te hace dudar de ti mismo. Identifica las situaciones en las que crees que tus logros no se deben a tu talento, si no a tu suerte, y apunta cada uno de los mensajes que tu voz interior te lanza para poner en entredicho tu valía.

2. Aprende a celebrar tus éxitos, por pequeños que sean. Regálate un momento para agradecer lo bueno que te sucede y reflexiona sobre el camino que has recorrido. Lo que has conseguido hoy es fruto de tu talento y de tu esfuerzo, no del azar o de la suerte.

3. Destierra de tu cabeza la idea de que tienes que ser un superhéroe sin capa. Exigirte ser el mejor de los mejores siempre y en todos los casos es agotador y te hace entrar en un bucle poco saludable que no te beneficia en nada. Permítete fallar, eres humano.

4. Pide ayuda cuando la necesites. No siempre tienes todas las respuestas. Cuando sientas que te enfrentas a una dificultad, háblalo y libérate. Especialmente si tienes un puesto de responsabilidad o lideras un equipo de trabajo, aumentar tu nivel de confianza en tus colaboradores y poner en valor su talento en este sentido puede venirte genial.

5. Deja de compararte con los demás, es un hábito tóxico que solo sirve para bajar tu nivel de autoestima. No hay nada mejor en esta vida que superarse a uno mismo. Piénsalo. Lo que consideras errores son en realidad oportunidades para hacerlo mejor y más inteligentemente la próxima vez.

6. No pretendas ser nada de lo que la gente espera de ti. Buscar la validación social te impide avanzar libre. Elimina de tu lista de preocupaciones el qué dirán y escúchate con más amor.

¿Algo más?

Pues sí.

Antes de irnos, queremos recordarte que no estás solo. Como te hemos comentado, el síndrome del impostor afecta en mayor o menor grado a un 70% de la población en algún momento de su vida.

Cuéntanos en qué situación te ha sucedido algo similar a lo que hemos compartido en este artículo. Tu comentario servirá para ayudar a más personas a sentirse identificadas y a empezar a cambiar sus problemas de autoestima.

7 Técnicas para desbloquear todo tu potencial


Un ebook gratuito en el que aprenderás

Cuáles son las causas comunes de los bloqueos mentales que nos limitan en nuestra vida.

Cómo los bloqueos mentales pueden impactar negativamente en nuestras vidas.

7 sencillos pasos para eliminar los bloqueos mentales abordando las causas subyacentes.

Pablo Santxez

12 Comentarios

  1. Eulides Diaz

    Excelente articulo desconocía el tema sobre síndrome del impostor y me aclararon muchas dudas, fue de gran ayuda. Gracias por compartir tan importantes temas.

    Responder
  2. Carmen Gouveia

    si conoci una amiga que era asi, no le gustaba aceptar la ayuda de nadie, creia que podia con todo ella sola y terminaba abrumandonse con mil cosas por hacer, sinceramente no es sano estar asi, hay que saber identificarlo a tiempo y pedir ayuda

    Responder
  3. Neidy Florez

    Valiosa informacion, definitivamente permite comprender mejor este tema que a veces no detallamos o que hacemos y erramos en nuestro actuar, sin duda es una ayuda para evitar estos errores y lograr asi el cumplimiento de las metas deseadas

    Responder
  4. alexis arias

    no sabia que existia este sindrome, es mas primera vez que lo escucho.. yo creo que todos en alguna etapa de la vida sentimos que no somos suficientemente buenos para algo y es alli cuando vienen los pensamientos negativos sobre nosotros mismos.. este sindrome afecta a mas personas de las que imaginaba. lo mejor es no ser tan perfeccionistas con nosotros mismos. todos nacemos para algo. es cuestion de saber cuales son nuestros dones y virtudes..

    Responder
  5. luis boscan

    excelente publicacion quede encantado con esto muchas gracias, saludos

    Responder
  6. julia verdu

    muy importante para superar este síndrome Habla sobre lo que te hace sufrir, reconoce tus pensamientos negativos y trabaja para cambiarlos es un primer paso para combatirlo. enfócate en renunciar a los malos hábitos y entrena el hecho de ver las cosas con otra perspectiva. julia verdu

    Responder
  7. emel

    ¿Este síndrome tiene alguna causa? Muy buen artículo.

    Responder
  8. Johnniely Barreto

    Buen articulo, excelente informacion sobre como tratar con una persona que posea el sindrome del impostor.

    Responder
  9. Anselmo

    En ni opinión este síndrome denominado «importor» nos afecta aquellas personas que aún no superamos una etapa de éxitos más bien buscamos más y es el detalle la mejor solución en enfocarse buscar un objetivo y confirmarlo las cosas pequeñas marcan la diferencia

    Responder
  10. Jesus Villa

    excelente articulo, pude aprender sobre el síndrome del impostor, que interesante, fue de ayuda para mi

    Responder
  11. martin baez

    yo sufro del simdrome del impostor y no sabia esto! gracias por la informacion! voy a comenzar con los 6 pasos! necesito valorarme mas!

    Responder
  12. Macuto Rincon

    que buen articulo y buena dedición de este síndrome en verdad muchos lo sufrimos sin darnos cuenta y que bueno que lo aquí nos ayudas a detectarlo y salir de el

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.